IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

30 de Octubre de 2017

Jesús en la creación, El Protagonista Encubierto

“Pues, desde la creación del mundo, todos han visto los cielos y la tierra. Por medio de todo lo que Dios hizo, ellos pueden ver a simple vista las cualidades invisibles de Dios: su poder eterno y su naturaleza divina. Así que no tienen ninguna excusa para no conocer a Dios” (Romanos 1:20).

La humanidad cuenta con la bendición de la llamada revelación general desde el principio. Desde que Dios creó los cielos y la tierra, los seres humanos han visto en la creación atributos no visibles del Creador. Y por Su gracia, tiempo después Él ha otorgado la revelación especial que se encuentra en las Sagradas Escrituras y en Jesucristo hecho hombre.

Llamamos a Jesús el protagonista encubierto de la creación porque, si nos circunscribimos únicamente al relato de la creación en Génesis 1 y 2, pudiéramos preguntarnos: “¿dónde está Jesús aquí?” Y es que en estos primeros capítulos de la historia bíblica pareciera como si solo se observara la Trinidad de manera general. Sin embargo, el Nuevo Testamento revela categóricamente y con absoluta claridad, que Cristo creó todo lo que existe. Él es lo que los teólogos llaman el agente de la creación. “Y ahora, en estos últimos días, nos ha hablado por medio de su Hijo. Dios le prometió todo al Hijo como herencia y, mediante el Hijo, creó el universo. El Hijo irradia la gloria de Dios y expresa el carácter mismo de Dios, y sostiene todo con el gran poder de su palabra...” (Hebreos 1:2-3)

En los primeros cuatro versos del capítulo uno del evangelio de Juan, el apóstol resalta otro elemento de la gloriosa obra de la Segunda Persona de la Trinidad: Él le dio vida a todos y Su vida trajo luz a la humanidad. “En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. La Palabra le dio vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos”.

Por las Escrituras hemos comprobado que Cristo nos creó y nos dio vida, tristemente en Adán y Eva, todas pecamos y morimos, pero el Padre, por Su infinito amor con que nos amó, nos redimió (nos hizo suyas una vez más) por medio de la vida, muerte y resurrección del Salvador. Su vida nos trajo luz para salvación. (Ro. 6:23)

Algunas aplicaciones prácticas:

Tomando en cuenta que Cristo es el tema principal de la Palabra de Dios, al estudiarla debemos detenernos en el pasaje en particular en el que estamos, en sus contextos y en lo que tiene que decir el resto de la Biblia para contemplarlo y obedecerle.
Si estamos leyendo un texto en uno de los testamentos de la Escritura, vayamos al otro testamento por más.
Si eres una esposa/ama de casa/mamá a tiempo completo como yo, no te frustres por las “interrupciones” constantes. Haz tu mayor esfuerzo por disfrutar de la gracia de Dios en Su Palabra (si no puedes leer tanto como quisieras, escúchala). Pídele a tu esposo que te aclare pasajes que no entiendes. Concentra tu alma en las cosas de arriba, ora todo el tiempo en tu mente, canta alabanzas y canta con tus niños. Coloca en tus dispositivos electrónicos programas de estudio bíblico, sermones, canciones de adoración y todo lo que pueda edificarte mientras haces tus quehaceres.

Leamos la Palabra con Jesucristo en mente y para Su sola gloria.

“Porque, por medio de él, Dios creó todo lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio de él y para él. Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación” (Colosenses 1:16-17)

 

***Las citas bíblicas han sido tomadas de la Nueva Traducción Viviente (NTV)

 

 

Masi Meyer

Visto 203 veces