IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

14 de Marzo de 2018

Cómo ayudar a mi esposo con el manejo de las finanzas - 3ra parte

Por  Vilma Mata de Méndez

Principios bíblicos para lograr ser ayuda idónea en las finanzas,

cuando mi esposo no es muy diestro en su manejo

NO ES EL DESEO DE DIOS QUE VIVAMOS ENDEUDADOS

Vivir en deudas es pecado. Dios nos dice que el que pide prestado, se hace esclavo de quien le presta.

Ro. 13:6-8 Pues por esto también pagáis impuestos, porque los gobernantes son servidores de Dios, dedicados precisamente a esto. Pagad a TODOS lo que DEBAIS: al que impuesto, impuesto; al que tributo, tributo; al que temor, temor; al que honor, honor. No DEBAIS a nadie NADA, sino el amaros unos a otros.

Proverbios 22:7 los deudores son esclavos de sus acreedores. (Entiéndase tarjeta de crédito, bancos, prestamista financiero, etc.)

Proverbios 10:22 La bendición del Señor es la que enriquece, y El no añade tristeza con ella.

ELABORANDO UN PRESUPUESTO

Debemos realizar un presupuesto común o individual de las áreas de mayor necesidad y de aquellas que sean prioritarias: alimento, educación, salud, vivienda, vestuarios, etc., para ello, será de gran ayuda, conseguir un presupuesto modelo o guía antes de iniciarlo.

En el supuesto caso de que el esposo no piense en el futuro, o se encuentre endeudado o, temporalmente no sea un buen proveedor; la esposa debe orar específicamente a Dios por esa área descuidada, sin pasar por alto que debe también animarlo, estimularlo y ayudarlo para que pueda crecer en ella.

Como esposas, debemos examinar nuestro corazón para ver que no esté dominado por la codicia, el descontento y la amargura debido al deseo de vivir por encima de lo que Dios le ha dado, o bien, por estarse comparando con el estatus que vive alguien más.

Recomendaciones:

- Si se tiene acceso a algún ingreso o regalo, debe pensarse en ahorrar y diezmar lo correspondiente al Señor.

- Con sabiduría, debe hacerse un plan de ahorros para planes futuros, así como también pensar en una provisión en caso de que por alguna razón el esposo llegara a faltar, o si alguno de los dos enfermara o bien como previsión para los años en los cuales no se reciba ningún ingreso.

- Dentro del presupuesto debe incluirse una cantidad específica para gastos personales, para dar, regalar, ofrendar, sostenimiento de misioneros, pastores o ministerios, orfanatos, entidades que cuiden a los discapacitados, etc.

- Cuando hablamos de los casados, en el caso de las ayudas económicas familiares, éstas, deberán ser resueltas por el hijo (a) correspondiente.

EL DESEO DE DIOS CUANDO TE HA DADO BIENES EN ABUNDANCIA:

A los ricos en este mundo, enséñales que no sean altaneros ni pongan su esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios, el cual nos da abundantemente todas las cosas para que las disfrutemos. Enséñales que hagan el bien, que sean ricos en buenas obras, generosos, prontos a compartir, acumulando para sí el tesoro de un buen fundamento para el futuro, para que puedan echar mano de lo que en verdad es vida. (1ª Timoteo 6:17-19)

GUARDA TU CORAZON DE CUALQUIER IDOLO

Es importante que estemos alertas, para que podamos guardar nuestro corazón de la amargura, descontento, enojo, envidia, avaricia o cualquier otro ídolo que esté tomando el área de nuestras finanzas.

Proverbios 15:16 Mejor es poco con el temor del Señor, que gran tesoro donde hay turbación.

1ª Timoteo 6:9-10 Pero los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo y muchos deseos necios y dañosos que hunden a los hombres en la ruina y en la perdición. Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores. 

NUESTRA PROVISION VIENE DE EL

Todo cuanto poseemos, proviene directamente de Dios, quien es nuestro Proveedor y no de nuestro esposo, pues él solamente es el medio de gracia que Dios utiliza para proveernos tanto a nosotras como a nuestras familias.

1 Crónicas 29:11-12 Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder, la gloria, la victoria y la majestad. Tuyo es todo cuanto hay en el cielo y en la tierra. Tuyo también es el reino, y tú estás por encima de todo. De ti proceden la riqueza y el honor; tú lo gobiernas todo. En tus manos están la fuerza y el poder y eres tú quien engrandece y fortalece a todos.

Deuteronomio 8:18 Recuerda al Señor tu Dios, porque es él quien te da poder para producir esa riqueza; así ha confirmado hoy el pacto que bajo juramento hizo con tus antepasados.

Proverbios 10:22 La bendición del Señor trae riquezas, y nada se gana con preocuparse.

1ª Timoteo 6:17 A los ricos de este mundo, mándales que no sean arrogantes ni pongan su esperanza en las riquezas, que son tan inseguras, sino en Dios, que nos provee de todo en abundancia para que lo disfrutemos.

EJEMPLOS BIBLICOS DE MUJERES CASADAS QUE FUERON BUENAS ADMINISTRADORAS

- La mujer de Proverbios 31:

11En ella confía el corazón de su marido, y no carecerá de ganancias.

16Evalúa un campo y lo compra; con sus ganancias planta una viña.

24Hace telas de lino y las vende, y provee cinturones a los mercaderes.

- Abigaíl (1 Samuel 25:2-3, 17,18,23,24,31b, 32, 33)

El hombre era muy rico y tenía tres mil ovejas y mil cabras; El hombre se llamaba Nabal, y su mujer se llamaba Abigail. Y la mujer era inteligente y de hermosa apariencia, pero el hombre era áspero y malo en sus tratos, uno de los mozos avisó a Abigail. (1ª Samuel 25:2-3)

…reflexiona y mira lo que has de hacer, porque el mal ya está determinado contra nuestro señor y contra toda su casa, y él es un hombre tan indigno que nadie puede hablarle. (1ª Samuel 25:17)

Entonces Abigail se dio prisa y tomó doscientos panes, dos odres de vino, cinco ovejas ya preparadas, cinco medidas de grano tostado, cien racimos de uvas pasas, y doscientas tortas de higos, y los puso sobre asnos. (1ª Samuel 25:18)

Cuando Abigail vio a David se dio prisa y bajó de su asno, y cayendo sobre su rostro delante de David, se postró en tierra. Y se echó a sus pies y dijo: Señor mío, sólo sobre mí sea la culpa. Te ruego que permitas que tu sierva te hable, y que escuches las palabras de tu sierva. (1ª Samuel 25:23-24)

Cuando el Señor haya hecho bien a mi señor, entonces acuérdate de tu sierva. (1ª Samuel 25:31b)

Entonces David dijo a Abigail: Bendito sea el Señor, Dios de Israel,... Bendito sea u razonamiento, y bendita seas tú... (1ª Samuel 25:32-33)

Por tanto, gran parte de la prosperidad de nuestra casa depende de nuestras oraciones, nuestro carácter y nuestros hechos.

“La mujer sabia edifica su casa, pero la necia con sus manos la derriba” (Proverbios 14:1)

Vilma Méndez 

Pecadora salvada para que Él use mis pecados y debilidades para apuntar a Su gloria, Su fama, a Su gran Nombre y proclamar Gracia, perdón y arrepentimiento por medio de la cruz y del Evangelio. Arquitecta, consejera, Coach de mujeres, Maestra de estudios bíblicos, esposa de Luis Méndez, y madre de cinco, sus tres hijos y dos yernos.   Estudió Fundamentos de Teología en Bethlehem Baptist Church. Es miembro certificada de coach para mujeres de la American Association Christian Counselor. En el proceso de obtener su certificación de consejería bíblica en Faith Biblical Counseling. Su pasión es discipular y enseñar estudios bíblicos. Formó parte del liderato de Women’s Ministry de Bethlehem Baptist Church en Minneapolis, Minnesota y enseñó estudios bíblicos durante siete años bajo los pastores John Piper y Jason Meyer (2009-2016). Actualmente sirve en el Equipamiento y Entrenamiento en Consejería Bíblica junto a su esposo Luis Méndez y como asesora externa para el Ministerio EZER de la Iglesia Bautista Internacional, tanto Vilma como su esposo Luis están cuidados bajo su pastor Miguel Núñez. 

Visto 523 veces