IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

16 de Mayo de 2018

Un fariseo versus una prostituta

Mujer Para la Gloria de Dios

12/5/2018

Un fariseo versus una prostituta

¿Nuestras acciones evidencian nuestro amor por Cristo?

 

“AMARAS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZON, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU MENTE.” Mateo 22:37

Masi: Bienvenidas a Radio Eternidad en su dial de 990 AM o por las redes en http : / / radioeternidad.com/.

Este es su espacio Mujer para la Gloria de Dios, una producción del Ministerio de mujeres Ezer, de la IBI bajo la sombrilla del Ministerio de Integridad & Sabiduría.

Su sintonía es una bendición y una honra para nosotras, damos gracia a Dios por Uds. 

Cathy: Hoy en cabina con ustedes estamos Masi Abreu de Meyer y Cathy Scheraldi de Núñez, quien les habla. Continuamos con la serie sobre Las Parábolas. Hoy estudiaremos una parábola que trata sobre la gratitud, cuando Jesús perdonó a una pecadora en la casa de Simón. Esta parábola se encuentra en el libro de Lucas capítulo 7.

Masi: Nuevamente estamos en “Facebook live”, “YouTube live” y “Twitter live” durante la grabación del programa radial, los lunes a las 9:00 hora de Santo Domingo. La intención es que siempre que la tecnología y los medios lo permitan, la grabación del programa radial pueda ser transmitida en vivo para que nos acompañen y así puedan conectar nuestra voz con nuestra cara, e incluso puedan interactuar con nosotras a través de Facebook de radio eternidad.

Cathy: Y si tienen preguntas sobre los temas que estamos tratando, peticiones de oración o una consulta puntual pueden enviarlas a nuestra pagina o escribirnos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Nuestro deseo es servirles en lo que podamos.

Masi: Y recuerden que el próximo 13-14 de junio, parte del equipo de MPGD estará en Indianápolis en la pre-conferencia de TGC para mujeres y seria un gozo podernos reunir con aquellas de ustedes que piensan asistir! Quisiéramos conocerlas y hasta grabar sus testimonios. Pueden contactarnos a través de la pagina para hacer los arreglos de lugar.

Cathy: Nuestra motivación y deseo es compartir con otras hermanas en la fe lo que por gracia Dios nos ha ido revelando! Y ya para comenzar a hablar sobre la parábola sobre la gratitud, primero queremos presentarnos a nuestro Señor, oremos.

Masi: La semana pasada, estudiamos 2 parábolas sobre la necesidad de persistir en la oración, una fue la del juez injusto con la viuda, y la otra fue la del hombre que pidió pan a su vecino durante la medianoche. Recordemos que, en ambas, Jesús estaba buscando contrastar a Dios con los personajes de las parábolas. Si no han escuchado el programa, las invitamos a entrar en la página de radioeternidad.com o laibi.org a cualquier hora, aquí están archivados todos los programas anteriores que hemos hecho y pueden escucharlos.

Cathy: Hoy queremos comenzar con la parábola sobre la mujer pecadora que fue sanada por Jesús en la casa de Simón. Antes de entrar en la parábola misma, debemos situarnos en el contexto para entender un poquito mas la cultura de este tiempo porque, aunque hay aspectos parecidos a nuestros tiempos, también hay algunos aspectos diferentes a nuestra cultura. 

Al igual que en nuestra cultura, en los tiempos de Cristo, no era raro que las personas invitaran a personajes famosos, o quizás al predicador invitado de ese día a comer en su casa. La diferencia con nosotros esta en que cuando nosotros tenemos a estos invitados en casa, después de que los invitados entran, cerramos la puerta con seguro, y si son muy famosos hasta ponemos guardia afuera para su protección. En el tiempo de Jesús, las puertas se quedaban abiertas y los vecinos aunque no se sentaran en la mesa ni comieran junto con el anfitrión y los invitados, si podían  entrar y quedarse a su alrededor escuchando la conversación.   

Masi:  Cathy, y conocemos que Jesús estaba en Galilea porque sabemos que justo antes de esta cena con el fariseo Simón, Jesús sanó al hijo del centurión en la ciudad de Capernaúm, la cual esta localizada en Galilea (Lucas 7:1-10). Y luego Jesús resucitó al hijo de la viuda en la ciudad de Naín (Lucas 7:11-15), que también esta localizada en Galilea. Y quiero añadir que ya para este tiempo, Jesús no era un desconocido. Esto no sucedió al principio de su ministerio, sino llegando casi al final. Y antes de entrar en la parábola quiero leer los versículos 16-17 para que entendamos el grado de fama que Jesús llego a tener. Esto es justo después de resucitar al hijo de la viuda, leamos “El temor se apoderó de todos, y glorificaban a Dios, diciendo: Un gran profeta ha surgido entre nosotros, y Dios ha visitado a su pueblo. Y este dicho que se decía de El, se divulgó por toda Judea y por toda la región circunvecina.” Podemos imaginar entonces cuantas personas quisieron entrar en la casa de Simón, cuando estos se dieron cuenta que era Jesús quien estaba comiendo allí.

Cathy: Hay otra cosa que quiero clarificar antes de entrar en la parábola y es que aunque la parábola habla mucho sobre la mujer pecadora, el tema de la parábola es realmente sobre el fariseo Simón y sobre el poder que tiene una vida transformada. Es importante recalcar que los fariseos eran un grupo pequeño, si acaso llegaba a los 1,000 hombres, y estos eran los que odiaban a Jesús y a su primo Juan el bautista, por el mensaje que estos predicaban. Juan estaba ya en la cárcel para este momento, y sabemos que murió  decapitado cerca de este tiempo. Y justo antes de entrar en esta historia Jesús mismo explica lo que los fariseos pensaban sobre ellos 2 en los versículos 33-34 “Porque ha venido Juan el Bautista, que no come pan, ni bebe vino, y vosotros decís: "Tiene un demonio." Ha venido el Hijo del Hombre, que come y bebe, y decís: "Mirad, un hombre glotón y bebedor de vino, amigo de recaudadores de impuestos y de pecadores."   

Masi: Comenzando ahora con la narrativa donde Jesús cuenta la parábola leamos entonces Lucas 7:36 “Uno de los fariseos le pedía que comiera con él; y entrando en la casa del fariseo, se sentó a la mesa.” Si nos detenemos aquí y no leemos el resto del texto, pudiéramos pensar que este fariseo era diferente a los demás, y que quizás este quería conocerle mas para aprender de las enseñanzas de Jesús, sin embargo, como veremos en algunos minutos este no fue el caso. Recordemos que esto  ocurrió poco antes de la crucifixión de Jesús, y los fariseos estaban buscando razones para condenarle y poder matarlo. ¿Tu no crees que Jesús estaba al tanto de este plan?

Cathy: Claro que si.

Masi: Y su malicia es terrible, porque no pecaba por no creer en las enseñanzas de Jesús, sino por aparentar ser amigo de Jesús, ¡cuando en realidad lo que estaba era buscando razones para condenarlo!

Cathy: ¡Y aun así Jesús aceptó la invitación! ¿Y sabes por qué?

Masi: Lucas mismo nos dice en Lucas 19:10 “el Hijo del Hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido.”

Cathy: Precisamente. Y mira la sabiduría de Jesucristo, El demuestra Su poder de perdonar los pecados, utilizando a una prostituta, es decir a una persona a quien este mismo fariseo hipócrita, por su sentido de auto justicia, ¡la considera a esta como inferior a el! Pero el no solamente estaba frente a una prostituta, sino que el estaba frente a Dios mismo, ¡y aun así el piensa que es mejor que El! ¿Tu te imaginas? 

Masi:  No hay duda de que el corazón es… ¡engañoso!

Cathy: Exactamente. Los fariseos le llamaron como leí en el versículo 34 “un amigo de pecadores," y ellos estaban en lo correcto, en cuanto a su evaluación de Jesús, de hecho por esto mismo es que Jesús aceptó la invitación de Simón. Lo que los fariseos no lograron entender fue la profundidad de sus propios pecados. ¡El peor pecador es aquel que no se considera pecador, y que por tanto no necesita salvación! 

Como Jesús se asociaba con personas con las cuales los fariseos nunca se asociarían, como son los marginados, los despreciados, los fariseos por tanto consideraban a Jesús como uno de estos. 

Masi: Los fariseos pensaban que Jesús era un blasfemador porque El perdonaba pecados y ellos, los estudiosos de las Escrituras, sabían que solamente Dios era quien podía otorgar el perdón. Ahora  continuando con la historia, leamos el versículo 37 “Y he aquí, había en la ciudad una mujer que era pecadora, y cuando se enteró de que Jesús estaba sentado a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume;” Creo que es importante aclarar que cuando los fariseos llamaban a una mujer pecadora, era porque esta era prostituta y esta en particular era una mujer muy conocida en el pueblo, dado su estilo de vida inmoral. Y hay otra cosa que me llama la atención sobre esta mujer prostituta, y es el que esta trajera un frasco de alabastro con perfume, algo de mucho valor en aquel tiempo, por lo que parece que esta era una mujer prostituta muy prospera. Sabemos que el perfume era caro, y además notemos que este estaba contenido en un frasco de alabastro, lo cual lo hace mas lujoso.

Cathy: Excelente punto Masi. Y me atrevo a preguntar ¿cuantos de los hombres que estaban presentes en aquel lugar, conocían personalmente a esta prostituta porque habían estado con ella? Regresando al frasco de perfume, sabemos que el alabastro era una especia de mármol fino, excavado y labrado en Egipto y por tanto el frasco mismo costaba mucho dinero, y si este perfume era almacenado en este tipo de frasco era porque este era un perfume muy costoso.

Y antes de leer el próximo versículo, quiero que imaginemos lo que esta ocurriendo aquí. Recordemos que esta era una prostituta, una mujer con una relación  inapropiada con los hombres, la cual supongo que no tenia muchos escrúpulos si se acostaba con cualquier hombre, casado o no, a cambio de dinero. Y aunque dijimos al principio que, en aquel tiempo, cuando se recibía visita la costumbre era dejar las puertas abiertas para que cualquiera que quisiera pudiera entrar, ¡estoy segura que esta mujer prostituta no fue bienvenida!

Masi: Claro que no. Un fariseo nunca se asociaría con alguien con esta reputación. Para aquellos de nuestros oyentes que nos acompañaron cuando hicimos la serie “Buscando a Jesús en el AT”, recordaran sobre todos los rituales que tenían los fariseos, simbolizando la limpieza de su casa del pecado, y por tanto era algo muy malo el que una pecadora flagrante como lo es una prostituta, entrara en la casa de nada mas y nada menos que un fariseo! Y escuchemos el versículo 38 “y poniéndose detrás de El a sus pies, llorando, comenzó a regar sus pies con lágrimas y los secaba con los cabellos de su cabeza, besaba sus pies y los ungía con el perfume.” ¡Esta es una mujer inmoral! Una mujer que no seguía las costumbres de la cultura porque vivía en una forma atrevida en rebelión a las normas. Y al conocer sobre la implicación que tenia la presencia de esta mujer en la casa del fariseo,  sabemos lo que este estaba pensando, pero  solamente podemos imaginar lo que los demás presentes pensaban.

Cathy: Cuando leemos lo que esta pasando, resulta obvio que esta mujer tenia un plan. No creo que fuera por casualidad que estuviera caminando por la calle con un frasco de perfume, cuando de repente vio esta puerta abierta y entró. Ella pudo reconocer de antemano quien era Jesús, y quería ungirle sus pies con lo mas valioso que tenia. Y como veremos con la parábola es porque ella experimento convicción por su pecado. Y al no entender el significado de la palabra utilizada en griego para “regar sus pies con lágrimas” podemos pasar por alto la magnitud de la emoción que ella experimento. La palabra es “brechó” y significa mojar como la lluvia. Es decir que de los ojos de esta mujer salieron como una lluvia de lagrimas.  Imagino que esta lloró por un rato, incontrolablemente.

Masi: Cathy hay otras cosas que quiero resaltar que quizás muchas no conocían. El versículo dice que esta mujer, delante de todos los allí presente, secó los pies de Jesús con su cabello. En los tiempos de Jesús, las mujeres no podían mostrar su cabello porque era una señal de vergüenza y la mujer que lo hacia, era considerada inmoral, al punto tal que si era casada, esta era razón suficiente para el esposo divorciarse.  

Otra cosa que quiero resaltar es que las emociones que esta mujer experimento fueron muy fuertes. Y la palabra griega utilizada en el original es “kataphileo” y es la misma palabra utilizada en Lucas 15:20 cuando el padre besó al hijo prodigo al regresar a casa. Implica el besar y abrazar a la vez, sin querer despegarse. Y esta mujer fue tan conmovida que le fue difícil controlar sus sentimientos. Solo puedo imaginar la tensión que se produjo en aquella sala en aquel momento.

Cathy: Leamos ahora el versículo 39 “Pero al ver esto el fariseo que le había invitado, dijo para sí: Si éste fuera un profeta, sabría quién y qué clase de mujer es la que le está tocando, que es una pecadora.” Estamos ahora comenzando a ver el motivo detrás de esta invitación, Simón está buscando evidencia incriminatoria para condenar a Jesús.

Puedo inferir que la reacción natural de este seria la de tener vergüenza porque si el realmente apreciaba a su visita, el no hubiera permitido esto en su propia casa. La hospitalidad en el medio oriente era algo muy importante, como aprendimos la semana pasada y el, como anfitrión, debió de sentirse en falta con su visita. Y la realidad es que si Simón no estuviera equivocado en cuanto a su apreciación de Jesús como El Mesías, y el amor incondicional que Dios tiene para con nosotros, lo que Simón estaba pensando fuera lógico.

La costumbre era que un profeta le hablara al pueblo de parte de Dios, para informarles algo nuevo, desconocido hasta el momento. Si Jesús era un profeta, entonces El debía saber quien era esta mujer, y si uno tiene que ganarse el amor de Dios, entonces mujer seria una de los ultimas personas con quien uno quisiera compartir.  

Masi: Cathy antes de entrar en la otra parte de la parábola, quiero que notemos que tan pronto esta mujer está en la presencia del Señor, nota lo que ocurre… ¡ella cae al piso y comienza llorar! Cuando El Señor manifiesta Su santidad, no podemos mantenernos de pie, no podemos quedarnos igual. ¿Notan que la revelación fue hecha a ella y no a los otros?  Así es como Dios obra, El trata con cada uno de nosotros de una forma personal.  Para Dios no somos uno mas del montón. Dios salió a buscar a cada una de las ovejas perdidas y cuando las encontró, El tocó a cada una en su corazón íntimamente.  

Cathy: Así es Masi, El es un Dios personal, El nos ama íntimamente a cada una de nosotras, y El nos busca a cada una de nosotras. Juan 15:16 nos avisa “Vosotros no me escogisteis a mí, sino que yo os escogí a vosotros.” Aunque creamos que fuimos nosotras quienes lo  buscamos a El, realmente fue El Espíritu Santo quien obró en nuestro corazón para empujarnos hacia Jesucristo. Escuchemos lo que Romanos 3:11-12 nos dice “NO HAY QUIEN BUSQUE A DIOS; TODOS SE HAN DESVIADO, A UNA SE HICIERON INUTILES; NO HAY QUIEN HAGA LO BUENO, NO HAY NI SIQUIERA UNO.”

Masi: Así mismo es, Efesios 2:1 nos dice que estábamos muertos en nuestros propios delitos y pecados antes de venir a Cristo. ¿Un muerto puede hacer algo?

Cathy: Claro que no.

Masi: Cathy quiero leer Efesios 2:1-3 porque explica muy  bien lo que estaba pasando con esta mujer pecadora: “Y Él os dio vida a vosotros, que estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo según la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros en otro tiempo vivíamos en las pasiones de nuestra carne, satisfaciendo los deseos de la carne y de la mente, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.”

Cathy: Ahora es que entraremos en la parábola en si. Sabemos lo que Simón estaba pensando, y Jesús como Dios Omnisciente también entendía. Esta es su respuesta a el, leamos los versículos 40-42 “Y respondiendo Jesús, le dijo: Simón, tengo algo que decirte: Y él dijo: Di, Maestro. Cierto prestamista tenía dos deudores; uno le debía quinientos denarios y el otro cincuenta; y no teniendo ellos con qué pagar, perdonó generosamente a los dos. ¿Cuál de ellos, entonces, le amará más?” ¿Notas la sabiduría de Jesús? Simón no sabe que Jesús sabe lo que el esta pensando, sin embargo, Jesús está orquestando esto para darle la oportunidad de arrepentirse. Y yo me pregunto ¿cuántas veces El hace esto conmigo? ¿El orquesta las circunstancias para que yo reconozca mis pecados y se produzca en mi un arrepentimiento de mis ídolos, mis malinterpretaciones, o para que descubra lo que realmente esta en mi corazón, que me aleja de Dios y todavía no me doy cuenta? 

Masi: Debemos evaluar nuestras circunstancias siempre con esta perspectiva divina. Si Dios esta en control, yo debo aprender algo de lo que esta ocurriendo. Y para demostrar que nosotros conocemos la verdad, aun cuando nuestro corazón nos engañe.  Leamos la respuesta de Simón en el versículo 43 “Simón respondió, y dijo: Supongo que aquel a quien le perdonó más. Y Jesús le dijo: Has juzgado correctamente.” Aunque Simón conocía la ley, el no podía aplicarla a esta situación porque el no veía a Jesús como El Mesías. Para hacer la conexión con lo que Jesús esta diciendo y lo que esta ocurriendo, necesitamos reconocer que Jesús es Dios y por tanto puede perdonar el pecado!

Cathy: Así es Masi, y Jesús no lo deja aquí, sino que El le demuestra a Simón que El conocía cual era su verdadera intención al  invitarle a su casa, escuchemos en los versículos 44-46 “Y volviéndose hacia la mujer, le dijo a Simón: ¿Ves esta mujer? Yo entré a tu casa y no me diste agua para los pies, pero ella ha regado mis pies con sus lágrimas y los ha secado con sus cabellos.

No me diste beso, pero ella, desde que entré, no ha cesado de besar mis pies. No ungiste mi cabeza con aceite, pero ella ungió mis pies con perfume.”  Como fariseo que era Simón, el conocía muy bien cuales eran las buenas costumbres que debía seguir  un buen anfitrión con un invitado apreciado. Si hubiera sido el sumo sacerdote quien le hubiera visitado, estoy segura que este habría seguido todas las buenas costumbres.

Masi: Y Cathy, la realidad es que aun cuando no se  dio cuenta, la realidad es que Simón invitó al Sumo Sacerdote, El Mesías, el protagonista de todos los rituales que ellos siguieron por generaciones.

Y Cathy no me deja de abrumar la sabiduría de Jesús, quien a partir de alguien que Simón, y en realidad todos los demás allí presentes, consideraban como a una persona inferior, es a quien Jesús utiliza para poner en evidencia su pecado. Simón había vivido según  las leyes, era legalista en su forma de vivir y esta es una prostituta que viene y entra en su propia casa y en frente de todos sus vecinos su pecado queda expuesto! Una mujer que no solamente ignoraba las leyes, ¡sino que flagrantemente las rompía!

Y al leer el próximo pasaje, mantengan en mente que los fariseos creían que iban a llegar al cielo por sus obras, leamos los versículos 47-48 donde Jesús habla sobre la mujer “Por lo cual te digo que sus pecados, que son muchos, han sido perdonados, porque amó mucho; pero a quien poco se le perdona, poco ama. Y a ella le dijo: Tus pecados han sido perdonados.”

Cathy: ¡Es entendible porque los fariseos querían matar a Jesús! Jesús no hacia acepción de personas ni en aceptarlas como hijos ni en señalarles sus pecados! Simón lo invitó para tratar de encontrar argumentos para condenarle y matarlo, y Jesús hizo exactamente lo que el quería. Sin embargo en el proceso también demostró las faltas de Simón. Jesús estaba dándole la oportunidad de arrepentirse, y por tanto Simón no podía decir más que nunca había escuchado la verdad, porque Jesús estaba demostrándole personalmente, así como lo hizo con la prostituta. La diferencia esta en que ella sí se arrepintió, mientras que el no. Ella reconoció que era pecadora mientras que Simón pensó que era santo. Ella reconoció que necesitaba a un Salvador mientras que Simón confiaba en su justificación basado en sus buenas obras.

Masi: Y obviamente el que Jesús dijera que los pecados de esta mujer eran perdonados era algo muy extraño y difícil de entender porque era contrario a todo lo aprendido hasta ese momento!

Escuchemos en el versículo 49 la reacción de los invitados “Los que estaban sentados a la mesa con El comenzaron a decir entre sí: ¿Quién es éste que hasta perdona pecados?” Jesús estaba demostrándoles a todos los presentes que El es Dios. ¡Solamente Dios puede perdonar el pecado, y las emociones de esta mujer, combinado con la enseñanza de la parábola esta demostrando que sus pecados habían sido perdonados! Todo el pueblo la conocía y todo el mundo sabía que era una gran pecadora y ahora están viendo una vida transformada. Y aunque esta narrativa no nos dice, sin embargo, estoy segura que en las próximos semanas, meses y luego años de este evento, le demostraron al pueblo el poder del perdón viendo su vida ser transformada.

Cathy: Y no quiero que perdamos de vista la razón por la que esta fue salva. Escuchemos el versículo 50 “Pero Jesús dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado, vete en paz.” Nota que El no dijo que su adoración la salvó, ni el amor que tuvo por Cristo, sino su fe. De nuevo, señalándole al fariseo que la salvación no se puede ganar, sino que hay que creer como Efesios 2:8-9 nos dice “Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”

Masi: Y hasta aquí llegamos hoy, una vez mas terminamos con muchas ideas sobre las cuales continuar reflexionando. ¿Nuestras acciones demuestran nuestro amor por Cristo, estamos amándolo con todo lo que tenemos? El es El dador de todas las cosas buenas y El merece toda la honra, la gloria y todo nuestro amor. No queremos ser como Simón, sino como la mujer pecadora porque Jesús nos dijo en Lucas 9:26 “Porque el que se avergüence de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria, y la del Padre, y la de los santos ángeles.”

Cathy: No dejen de sintonizarnos en nuestro próximo programa, en donde seguimos nuestra serie estudiando una parábola sobre los obreros en la viña. ¡No se lo pierdan!

Masi:  Queridas hermanas, recuerden que necesitamos de sus oraciones para seguir llevando el mensaje del evangelio para edificación de Su pueblo, oremos por el programa Mujer Para la Gloria de Dios, y toda la programación de Radio Eternidad. ¡Necesitamos la protección de nuestro Señor! Ya saben que pueden seguirnos en twitter e Instagram escribiendo a @MPLGDD y en Facebook Mujer para la gloria de Dios.

Les esperamos en nuestro próximo encuentro, Dios delante, aquí en Radio Eternidad, impactando el presente con un mensaje eterno.

Visto 329 veces